NO TENGO NADA QUE HACER
martes, febrero 15, 2011

Antes preguntaba siempre por lo que yo había hecho



Tu relación pasó de la inseguridad, a la total indiferencia. De preguntarte por absolutamente todo, tu pareja ha pasado a una especie de plácido conformismo por todo lo que hagas. No te pregunta, no indaga, no le motiva saber lo que has hecho.

Esto puede significar dos cosas:

a) Una total sinceridad y cohesión entre vosotros dos, que ha permitido que no andéis sufriendo el uno por el otro. Os gusta tener confianza, y no hace falta estar pensando en casa, subiéndose uno por las paredes, en lo que estará haciendo el otro.

b) Has perdido valor para tu pareja porque está COMPARANDO la relación. Sinceramente, a alguien que le importa más otra persona, no tiene inseguridad en la relación que tiene con su anterior pareja. No le importa perder algo que no valora.

  Jamás te vamos a decir 'no le pongas las cosas fáciles, que no te tenga seguro nunca', porque eso significa estar estudiando jugadas, creando estrategias y tramando planes constantemente: 'ahora le digo que me voy con alguien del trabajo, que he quedado, que tengo una especie de cita, mañana le llamaré a mediodía sin decirle dónde estoy, y mañana me quedaré en casa, para que vea que soy inaccesible... así no tendrá esa seguridad y le provocaré celos'. ¿Esa es la relación que quieres tener? ¿Basar tu comportamiento en mentiras?

Comportarte de forma artificial para que siga preguntando por ti, es una manera de cambiar tu personalidad (demostrando que quieres que tu pareja esté detrás de ti, como si eso fuera algo por lo que uno debe sentirse feliz), y creando falta de confianza entre los dos.

Comunícate, habla con tu pareja a ver qué es lo que pasa, por qué no quiere saber de ti, por qué no se preocupa... Y no vayas por el camino de la incertidumbre que se transforma en lucha, porque las relaciones que toman esa vía no acaban nunca bien.

0 comentarios: