NO TENGO NADA QUE HACER
lunes, julio 06, 2009

¿Por qué parece que las mujeres quieren algo que no quieren?


A quien no le ha pasado q cuando van al cine con su novia le preguntan q pelicula quieres ver y te dice la que tu quieras pro sino le gusta te hace una escenita q a como hace enojar ps aqui les dejo un texto q encontre en el otro dia tratando de explicar porq hacen eso


No hablamos de que ellas digan que quieren lo que realmente no quieren. Decir eso es un gran error, y una evidente falta de contacto, no sólo con mujeres, sino también con hombres.

Lo que decimos al respecto y es algo que se suele dar, quizás con menor frecuencia, a la inversa, es que las mujeres buscan un hombre que esté ocupado con su vida.

En muchas ocasiones, sin embargo, ellas demandan atención y cariño, bien por no emplear bien su tiempo libre, o por tener una autoestima tan reducida que sólo busca complacer sus necesidades junto a su pareja. Para saciar esta dependencia afectiva, la mujer es capaz de poner caras largas, gestos torcidos e incluso montar alguna escenita 'porque no se le hace el suficiente caso'.

Pero si hasta llegado este momento, nuestra relación con ella ha sido buena, somos correctos, le damos tiempo a la relación y nos portamos bien con ella, teniendo también tiempo para nosotros, entonces no hay que seguir cambiando las cosas porque ELLA NO NOS CONOCIÓ DE OTRA FORMA SINO ASÍ.

¿Qué ocurre con muchos hombres? Que temen que ella siga cabreándose hasta la hartura y les deje. Entonces pasan de enamorados a entregados, desviviéndose por ella, relegando su tiempo, sus hobbies, sus necesidades y amigos a un segundo plano.

Lo deja todo por ella.

¿Y qué percibe ella? (y esto es lo mejor de todo): pues percibe a un hombre QUE HA DADO DE LADO SU VIDA POR UN OBSTÁCULO. ¡Sí, el obstáculo es ella! Es contradictorio o pensarlo puede sonar estúpido, pero ella no se asocia a este punto. Simplemente ve un hombre que pierde una energía tremenda para algo que no es su vida.

Obviamente, a esta actitud de descuido de su propia vida le acompañan agobios y, cuando él nota cierto distanciamiento de ella porque empieza a ver debilidad, lo que él hace es utilizar los ND. Los Nunca Digas. Es decir, todas esas frases que no deben decirse CUANDO LA RELACIÓN VA MAL (ninguna frase está prohibida en empareja2.es, si se dice en una relación que va bien... el problema es que se dice cuando la relación NO VA BIEN).

Así pues dependencia, debilidad, Nunca Digas... Y Nunca Hagas. Promesas de amor eterno, no me dejes que me muero, regalos uno detrás de otro. Y ella cada vez más distante hasta que, en algún punto de inflexión de su vida como un cambio de trabajo o una excursión o vacaciones con amigas... voilá. Aparece otra persona, ella se plantea seriamente las cosas, la cabeza le da diez millones de vueltas y entonces le dice: 'oye... Pedro... que no sé lo que me pasa... que ahora no estoy bien en la relación... y que... necesito un tiempo'

Y se jode todo.

Y no, no es porque la mujer sea masoca. Simplemente, y tal y como hablamos en uno de los NA (Necesito Asistencia) de empareja2.es, ELLAS NOS EDUCAN. En este caso, nos ponen a prueba. Someten la relación a una dura prueba de esfuerzo, con todas esas necesidades que, si bien hay que hacer lo posible porque ella no esté mal y se sienta querida, no hay que cumplir si lo consideramos una gilipollez que nos quita tiempo, que ella no necesita realmente y que nosotros no tenemos ganas de hacer.

Una mujer jamás nos dejará de querer por muy mala cara que ponga si no le acompañamos toda una tarde a salir a comprar su ropa. Si es algo para la cual ella no nos necesita y nosotros no tenemos ganas o tenemos otro plan con un amigo, es necesario hacérselo saber, con calma, con buenas palabras y compensándole algún otro momento, como una buena cena. No por sentirnos mal, sino para que vea que queremos 'perder' tiempo con ella, pero en otras cosas más gratificantes y que os gusten a los dos... Y no sólo a ella, paseando a su lado como un perrito faldero.

Esperamos que entendáis esto; las mujeres no buscan hombres que las traten mal, sino hombres que SE TRATEN BIEN. Y las mujeres por ello no son 'raras', sino simplemente selectivas, buscando a alguien que se valore y se quiera. Y así nos educan. Y entenderlo nos hace más hombres y más personas.

Fuerza y ánimo que, como veis, entenderlas es entendernos.

0 comentarios: